Necesitamos los huevos Ver más grande

Necesitamos los huevos

Nuevo

Tal vez Necesitamos los huevos se convierta en el axioma esgrimido por una generación, que teme a la soledad, mucho más de lo que confiesa.

Más detalles

3,00 €

Más

Leer en monitor grande                  Leer en tablet

El amor y otras infidelidades - Andrés Botella

El hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra… o tres… o muchas. ¿Por qué? Supongo que la respuesta a esa pregunta debe de estar sujeta a muchas variables, y al mismo número de justificaciones, ¿no les parece? Necesitamos los huevos podría ser considerada como una muestra de ambas, mientras que las relaciones humanas en general, y las de pareja en particular, podrían ser identificadas como las piedras más numerosas y más importantes que las circunstancias van sembrando en el camino. Necesitamos los huevos no es un alegato machista, como algunos podrían sospechar por la aparente contundencia del título, ni tampoco un panfleto ensalzador de la heroicidad, como podrían deducir otros, estrujando el análisis morfológico de la frase hasta sus últimas consecuencias. Necesitamos los huevos no es, ni mucho menos, un ensayo sesudo que pretenda pontificar teorías psicológicas infumables, estereotipos, conductas, ni nada parecido. Muy bien. Si no es todo eso, entonces, ¿qué es? Yo diría que se trata de una sencilla mirada que planea sobre la fragilidad humana, sobre sus pompas y sus obras, realizada con agilidad y lucidez, para prometer un entretenimiento, una diversión inteligente, sostenida por una gran capacidad de observación, y aromatizada por unas gotitas de cinismo y una gran dosis de complicidad. Tal vez Necesitamos los huevos se convierta en el axioma esgrimido por una generación, que teme a la soledad, mucho más de lo que confiesa.

Reseñas

No hay comentarios de clientes por ahora.

Escribe tu opinión

Necesitamos los huevos

Necesitamos los huevos

Tal vez Necesitamos los huevos se convierta en el axioma esgrimido por una generación, que teme a la soledad, mucho más de lo que confiesa.

Escribe tu opinión